S’Agaró – Costa Brava

S’Agaró Vell es una urbanización que forma parte del municipio de Castell d’Aro, situado entre las poblaciones de la Costa Brava de Platja d’Aro y Sant Feliu de Guíxols. El núcleo de S’Agaró Vell, se encuentra a 2 km al noroeste de Sant Feliu de Guíxols, sobre el pequeño promontorio de Sant Pol, lleno de calas estrechas e inclinado suavemente sobre el mar. Se trata de una urbanización privada, con vigilancia propia todos los días del año. Sólo se puede entrar en la urbanización con vehículo motorizado si se es propietario de alguna de las exclusivas casas de las que está formada.

También se puede acceder a la misma, si se va a pie, puesto que la urbanización linda con el Camino de Ronda, que es de acceso público. El Camino de Ronda es un itinerario que bordea las calas de la Costa Brava conectando todos los pueblos costaneros. En el pasado, era utilizado por contrabandistas y por agentes de vigilancia. Se ha recuperado como ruta muy agradable de senderismo, ya que pasa por algunos de los lugares más emblemáticos de la costa gerundense como S’Agaró Vell y ofrece hermosas vistas de sus calas. A menudo discurre entre pinos y no falta, esporádicamente, torres de vigilancia.

Lujo en S'Agaró

S’Agaró Vell cuenta en su interior con el Hostal de la Gavina, un Hotel catalogado de 5 estrellas Gran Lujo. El hotel es un conjunto arquitectónico de singular historia y belleza, al más puro estilo mediterráneo. Su interior y exterior se unen armoniosamente en un singular entorno, enclavado en un área arbolada que rodea todo el conjunto como un gran parque. Los jardines son un gran espacio abierto al mar en el que pasear, saborear el aperitivo o deleitarse tomando el sol y la sombra de pinos centenarios, olivos, limoneros, moreras o magnolios.

Se trata de una propiedad de alto valor histórico. En su interior tiene tapices Flamencos, una espléndida Colección de Bargueños del s. XVII, tallas románicas, muebles de estilo francés del s. XVII, lámparas de Murano y Jarrones de Sèvres del s. XVIII.

S’Agaró Vell cuenta también con una playa semi-privada, la playa de Sa Conca, que sólo se podrá acceder a la misma si se viene a pie o se es propietario de una de las lujosas casas de la urbanización.