Expectativas positivas en el mercado residencial para este verano

El mercado residencial español continúa al alza, destacando las zonas con mayores inversiones las ciudades de Madrid y Barcelona a nivel nacional. Junto con el negocio relativo a los préstamos al consumo, el mercado hipotecario es uno de los que más incrementos ha venido registrando.

Así, el indicador de transacciones de vivienda acumula tres años en positivo, con un aumento del 2% en 2014, y un 1,5% en 2015; el pasado año 2016 finalizó con casi 458.000 viviendas vendidas.

Según el Colegio de Registradores, se espera un incremento de las transacciones en el presente año 2017 de un 15,2%, esperando que concluya con más de 465.000 operaciones. La demanda sigue en alza debido al aumento de la percepción de la estabilidad laboral y al aumento de los ingresos en los hogares.

Debido a que los jóvenes y los colectivos con menos recursos económicos no pueden permitirse una vivienda en propiedad, y que se han venido produciendo cambios sociodemográficos y cambios en la mentalidad de los ciudadanos, se espera que el régimen de alquiler siga aumentando. Actualmente, el 21,6% de la población española se halla viviendo en alquiler, de los que un 17,3% realizan pagos por su vivienda; el 30% de las viviendas alquiladas se encuentran habitadas por una sola persona; la rentabilidad bruta media en España de una vivienda en régimen de alquiler se sitúa en un 5,4%.

Perfil del comprador

En base a los datos aportados por el Ministerio de Fomento, a lo largo del año 2016 se incrementó el número de compradores extranjeros de viviendas en España en un 13% con respecto a 2015. El 94,8% de las compras son realizadas por extranjeros residentes, mientras que el 5,2% restante se realizaron por extranjeros no residentes. El total de operaciones relacionadas con la compra de viviendas en España fueron realizadas por extranjeros en un 17,1%.

Los ciudadanos británicos son los que continúan ocupando el primer puesto de extranjeros que compran viviendas, seguidos por los franceses en segundo lugar, y por los alemanes en tercer lugar. El tipo de propiedad más demandada por este tipo de cliente en la costa son las villas con vistas al mar y con piscinas privadas en zonas prime.

Un ejemplo de las propiedades que busca el cliente extranjero lo tenemos en la urbanización de S’Agaró Vell, situado entre las poblaciones de Platja d’Aro y Sant Feliu de Guíxols, sobre el promontorio de Sant Pol. Este posee calas estrechas y se halla inclinado sobre el mar, con unas maravillosas vistas y una ruta senderista.

Pueden verse fotografías de este entorno en la página web de la inmobiliaria en S’Agaró.

En resumen, se espera un balance positivo en el mercado residencial para este verano y todo 2017.